55th Venice Biennale

Imagen

Visitar  Venecia durante la Biennale es como sumergirse en un espectacular parco temático temporáneo, una incubadora donde se celebran las conquistas tecnológicas y culturales del hombre, una de las más antiguas, importantes y prestigiosas reseñas internacionales de arte contemporánea en el mundo. En más de 115 años de historia la ciudad se pone a la vanguardia en la promoción de las nuevas tendencias artísticas y organiza manifestaciones en las artes contemporáneas según un modelo multidisciplinar que caracteriza su unicidad.

Imagen

En la laguna de Venecia hay 88 países este año – se trata de su 55 edición comisariada por Massimiliano Gioni y titulada Palazzo Enciclopedico-  lo que unido a lo más de cincuenta eventos  colaterales, más o menos oficiales, constituyen “otra bienal”, esa en que los confines entre planos temporales y espaciales se difuminan y donde la ciudad de Venecia desaparece englobada en un portentoso horror vacui, un exceso de oferta  que es necesario seleccionar para concentrar la atención en las propuestas artísticas más interesantes.

Imagen

En 1955 el artista Marino Auriti patentaba el proyecto para su Palacio Enciclopédico un museo imaginario que habría contenido todo el saber de la humanidad, coleccionado los principales y mayores descubrimientos del ser humano, desde la rueda hasta los satélites. Esta empresa reúne el sueño de una conciencia universal de la historia del arte y acomuna numerosos artistas o incluso científicos que han intentado sintetizar la variedad y la riqueza del mundo en su totalidad. Esta Bienal intenta reflexionar sobre el exceso de información, sobre la relación del hombre con su tiempo combinando el arte contemporáneo con hallazgos históricos, objetos encontrados y artefactos.

Imagen

Con obras de los últimos dos siglos y muchas nuevas producciones de más de 150 artistas la muestra es imaginada como un museo temporáneo que quiere dar forma a nuestra experiencia del mundo. Se difumina la separación entre artistas profesionales o amateurs, entre outsider o insider: la exposición se centra en la imaginación y en sus funciones del punto de vista antropológico y del estudio de la imagen, recogiendo numerosos ejemplos de obras y expresiones figurativas que ilustran conceptos abstractos o manifestaciones de fenómenos sobrenaturales.

Imagen

En los grandes espacios del Arsenale la exposición es organizada de una manera progresiva desde las formas naturales hasta las artificiales según el esquema de los museos de las orígenes donde los objetos eran combinados según afinidades electivas, algo bastante similar a la cultura de la iper-conectividad contemporánea. Desde los catálogos, las colecciones o las  taxonomías en el centro de este espacio nos encontramos con el proyecto curatorial de la artista Cindy Sherman: una exposición dentro de la exposición donde muñecas, maniquíes o fotografías se mezclan con pinturas y esculturas, entre las que destaca la obra de Paul Mccarthy.  También resaltan algunos proyectos en el exterior, entre mis favoritos el de Erik van Lieshout que completan el recorrido de la exposición del Arsenale hasta el Giardino delle Vergini.

Imagen

La muestra sigue en los  Giardini, en el margen oriental de la ciudad, donde se encuentra el Pabellón Central de la Biennale además de otros 29 pabellones de países extranjeros.  Entre mis favoritos el Pabellón Español con la obra de Lara Almarcegui, la instalación del artista chino Ai Weiwei en el Pabellón de Alemania o las esculturas de Mark Manders  en el Pabellón Olandés. En esta bienal el Palacio Enciclopedico es presentado como una construcción compleja pero frágil, como una arquitectura del pensamiento fantástica y al mismo delirante en la que perderse y descubrir las maravillas del mundo.

Imagen

No obstante si  tuviese que dar algún consejo seguramente diría que no existe una ciudad en el mundo más apropiada para perderse que Venecia. Es inevitable pasar delante al Puente de los Suspiros o a la Plaza de San Marcos, pero busquen entre las numerosas calles retorcidas una en la que merezca la pena aventurarse, seguramente encontrareis algún lugar solitario, romántico y único en el que perderse.

Imagen

Imagen

Text + Pics: Antonella Montinaro

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s